viernes, 26 de junio de 2015

Propuestas para el proceso de Desminado Humanitario en Orejón Briceño


La vereda Orejon del municipio de Briceño Antioquia fue elegida como laboratorio del proceso de desminado humanitario en el Colombia a partir de los dialogos de la Habana entre las el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC EP. Las veredas cercanas y muchas de las familias de la zona apenas si se han enterado del proceso, desconocen las razones por las cuales fue elegido esta zona y no otras, pero agradecen en el gesto y solicitan mayor participación para que sea un real proceso de paz.  

Mediante el siguiente escrito que entregaron a las partes y a los garantes cuando visitaron su territorio, expresaron sus preocupaciones y solicitudes al Estado Colombiano. Quizás el tema más crucial son las garantías para que el proceso de desminado no viole los derechos de las víctimas y sea una acción sin daño, este punto debe ser el primordial para avanzar en el proceso.  El día de hoy 26 de junio de 2015 las comunidades se reúnen con la Cancillería para avanzar en algunos de estos aspectos. 

















jueves, 18 de junio de 2015

¡Cese de hostilidades contra la población que lucha, ya!

¡Cese de hostilidades contra la población que lucha, ya!

El Frente Amplio por la Paz y la Democracia, Antioquia, denuncia y rechaza las repetidas hostilidades de E.P.M., la gobernación e Hidroituango contra la población barequera (lavadores manuales de arena para extraer oro) que deriva su sustento de las aguas del río Cauca en los municipios de Ituango, Toledo, Briceño, San Andrés de Cuerquia y aledaños.
El pasado 27 de marzo fueron desalojados de su campamento más de 80 habitantes de La Arenera, vereda la Cascarela (Toledo), entre ellos mujeres, niños y ancianos, sin cumplir las normas nacionales e internacionales humanitarias que regulan esas medidas extremas. Todo tipo de vejámenes se cometen cotidianamente contra esa población re-victimizada que hoy deambula sin techo y al borde del hambre por toda la región de influencia de la futura represa.
Ahora, son las amenazas de muerte para quienes sigan resistiendo. El pasado 11 de junio a través de un mensaje de texto fueron de nuevo intimidados los miembros del movimiento Ríos Vivos, quienes hacen resistencia civil y pacífica a la construcción de la megaobra que beneficiará solo a las multinacionales del desarrollismo, mientras sepultará al río como fuente de alimentación y vida para las comunidades allí asentadas. 
El Frente Amplio por la Paz y la Democracia viene exigiendo un cese bilateral del fuego para avanzar en los diálogos entre el estado y las insurgencias, pero igualmente tienen que cesar las hostilidades contra las luchas populares. La gobernación de Antioquia, Hidroituango y E.P.M. deben respetar la protesta ciudadana, abstenerse de utilizar empresas de seguridad privada para perseguir a los pobladores y satisfacer sus legítimas demandas.
Las autoridades no pueden seguir haciendo la “vista gorda” ante los atropellos a las comunidades; mucho menos participar de ellos. La paz no vendrá de la represión a las luchas populares. Las doctrinas de la “seguridad nacional” y del “enemigo interno” nunca han resuelto el conflicto social en Colombia sino que lo han agravado. Por lo tanto el respeto a los derechos humanos debe convertirse en norma de comportamiento para todas las autoridades. Las amenazas de muerte contra las comunidades y sus líderes deben ser investigadas y, capturados y castigados sus autores materiales e intelectuales cuanto antes.

Medellín, junio 18/15

martes, 16 de junio de 2015

Integrantes del Movimiento Ríos Vivos Antioquia reciben amenazas de muerte por oponerse a ser desarraigados de las playas del Río Cauca

Denuncia Pública 

Integrantes del Movimiento Ríos Vivos Antioquia reciben amenazas de muerte por oponerse a ser desarraigados de las playas del Río Cauca 

Junio 15 de 2015

El día jueves 11 de junio de 2015 a las 6:19 A.M. María Eugenia Gómez mujer barequera y líder del Movimiento se encontraba en una de las playas del río Cauca en jurisdicción del municipio de Ituango cuando recibió un mensaje de texto con una amenaza de muerte dirigida a todas las personas que se opongan a salir de la playas del Río Cauca, dichas playas vienen siendo desalojadas con el apoyo de la policía desde el año 2010 para dar lugar a la construcción de la represa Hidroituango. Este tipo de intimidaciones ya venían ocurriendo en la playa La Arenera, desalojada el 27 de marzo de 2015,  donde también estaba Eugenia y su familia trabajando como lo han hecho ancestralmente en el Cañón del Río Cauca como barequeros recolectores de oro.

Eugenia es esposa de Martín Alonso Monsalve quien fue víctima de amenazas e intento de secuestro el día 18 de diciembre de 2014 en playa La Arenera en una acción por agredirlo a él y al equipo de Derechos Humanos del Movimiento integrado por Jorge Mario Goez, Katherine Delgado e Isabel Cristina Zuleta quienes al día siguiente llevarían a cabo una asamblea popular sobre los desalojos forzosos que viene realizando Hidroituango; la investigación sobre este caso la esta adelantado la Fiscalía 29 seccional Santa Rosa de Osos Antioquia pero hasta el momento se desconocen sus avances. Los presuntos responsables de este hecho son hombres de la vigilancia privada de EPM de quienes se encontró en el sitio un carnet de una escopeta, de las características a las que portaban los encapuchadas esa noche y similares a las que usan de dotación para la seguridad en las obras de la represa.

Con recurrencia se ha observado que ha sido el personal de vigilancia privada de EPM los que a diario persiguen y presionan a barequeros para que salgan de las playas del río Cauca, argumentando que fueron contratados para no permitir que alguien este allí(trabajando en el río).. Estos han insistido a los barequeros en que deben salir y han llegado a impedir el ingreso por los caminos que conducen a las playas. Esto suma a la violación del derecho a la libre movilidad que también ha sido provocada por el batallón Bajes del Ejército Nacional, cuyos hombres en repetidas situaciones han impedido y presionado a la población barequera afectada por Hidroituango para que no ingrese a las playas o salgan de ellas.

En la misma playa donde se recibieron las amenazas también se encontraban Martin Monsalve, Gregorio Chavarria, Estela Mazo y dos menores de edad, todos  líderes destacados del Movimiento y que en otras ocasiones han recibido amenazas. Al día siguiente las víctimas de la amenaza se dirigieron al municipio de Ituango a realizar la respectiva denuncia pero ninguno de los fiscales se encontraba, tampoco el personero municipal quien está de vacaciones, la secretaria de personería y miembros de la SIJIN se negaron a recibir la denuncia, la juez les dijo que no podía hacer nada. Poco después las víctimas se enteraron que las razones por las que la mayoría de los funcionaros no estaban en sus oficinas y no podían atenderlos era porque estaban en un acto con el gobernador de Antioquia Sergio Fajardo en el municipio.

Por lo anterior exigimos

  1. Se brinde medidas de protección urgentes a los miembros del Movimiento directamente afectados
  2. Se implementen las medidas de protección colectivas e individuales, las cuales se comprometió a adoptar la Unidad Nacional de Protección desde el año 2013 y hasta el momento no lo ha realizado.
  3. Se realicen las investigaciones pertinentes con agilidad y se hallen a los responsables, además de las razones por las cuales las amenazas y violaciones del derecho a la vida, libertad, integridad hacia miembros del Movimiento se han convertido en un asunto sistemático desde que se conformó en el proceso organizativo de afectados por Hidroituango.




sábado, 18 de abril de 2015

Desplazamiento forzado, instrumento del desarrollo

Desplazamiento forzado, instrumento del desarrollo

Por: Isabel Cristina Zuleta


Ahí en medio de la noche y por fin el silencio. Un día de gritos, de rabia, de desesperación, de angustia, de impotencia había terminado. Eran las 12 de la noche del 27 de marzo de 2015 en el Puente Pescadero, el mismo desde el cual arrojaron a tantos seres queridos que se los llevo el río, el mismo que será inundado por Hidroituango, el mismo en el que se posan los turistas del desarrollo. Estábamos allí en la vía que conduce hacia Ituango 81 personas desoladas sin saber que dirección tomar, los niños dormían, los hombres también. Miraba en el río el reflejo de la luna que nos acompañaba sin dejar de escuchar la voz de mi amiga Eugenia que repetía entre lágrimas “me siento igual que cuando me sacaron los paramilitares del Aro, Hidroituango es igual a los paramilitares, así llegaban nos daban un tiempo para salir, Hidroituango da menos tiempo, los paramilitares avisaban de un día para otro, así quedábamos a la intemperie, escondidos en el monte” aun me da vueltas en la cabeza la indignación de saber como los funcionarios intentaron arrancar a los niños de sus familias, les ofrecieron otros padres porque los barequeros libres no son dignos ni de tener hijos, juguetes y un futuro porque las orillas de los ríos dejaran de existir. 

Algunos de los desplazados empezaron a exponer sus heridas adquiridas al correr cuando escucharon a la inspectora de Policía de Toledo dar la orden al Mayor Uribe ¡Proceda!, otros sus dolores por el gran esfuerzo al tratar de salvar la mayor parte de sus pertenencias. Pero la gran herida estaba ahí entre las lágrimas, la mirada perdida y los suspiros, perder la forma de vida, la fuente de sustento, el territorio por “algo” que llaman desarrollo.

Desde muy temprano en la mañana nos sentimos rodeados de Policía fuertemente armada que requisaron a algunos y preguntaron por los líderes. El Mayor y la Inspectora iniciaron la diligencia afirmando “Vinimos a desplazarlos” “Saquen los niños dejen que bienestar familiar se los lleve, no tienen porque ver lo que va a pasar aquí”. Empezó a llegar el ESMAD y hombres de la Vigilancia Privada de Empresas Públicas de Medellín, empresa que solicita el desalojo del río y afirma que el Cauca le pertenece. Un Policía intento tomarse fotos con una de las niñas, otro saco su arma amenazando a los perros de una de las familias, otro interrogo a una joven de 15 años tratando de sacar información sobre los líderes. Todo esto mientras la sentencia avanzaba, la Inspectora determinó tres horas para desocupar y la delegada de la procuraduría salvaba a la Inspectora ante las crecientes preguntas que no pudo responder.


La preocupación por las arenas con oro, los enseres personales, las gallinas, los conejos, la yuca, la vida que no era posible empacar en un costal.  La Inspectora insistió en que se comprometía a hacer llegar los enseres a los diferentes lugares (sobre todo los de las mujeres solas que no eran capaces de cargarlos) poco después de salir supimos que el ESMAD lo habían destruido todo incluidos los enseres empacados como lo había indicado la Inspectora. La procuradora hablaba de la libertad de elegir el lugar de destino y de las garantías que tendrían los desalojados si salían hasta el Puente Pescadero, todo se resolvería en el Puente las dudas, solicitudes, el acta, estaba la Defensoría, la Unidad de Víctimas una ambulancia y la comunidad debía agradecer. 

Pasadas las tres horas comenzó el desastre, la Inspectora huía ante las preguntas por lo que pasaría con la Casa de la Memoria, con las pertenencias y el oro en las arenas, rápidamente dio la orden ¡Procedan! atendiendo por fin a la presión, casi persecución de los delegados de la Gobernación de Antioquia que no se separaron de ella ni un momento, ante cada pregunta le susurraban al oído y desgastaban su camisa. El operativo del desalojo forzoso fue claramente orquestado y dirigido desde la Gobernación, los funcionarios locales fueron simples instrumentos de Santiago Londoño quien en la Cumbre Agraria se había negado a realizar una visita de verificación por los garantes de este espacio de dialogo al que pertenecen los mismos desplazados. ¿Cómo estar en una mesa de dialogo cuando con los que dialogas te quitan tu forma de vida? es la pregunta que muchos de los integrantes de Ríos Vivos se hacen hoy.



La Policía empezó por las fotos de los seres queridos desaparecidos y asesinados, las arranco de las paredes de plástico de la Casa de la Memoria, con ello acababa toda dignidad posible, la de los muertos y la de los vivos que aun los lloran. 

Las mujeres fuimos las ultimas en salir, cada vez el cerco se cerraba más, a cada paso del ESMAD nos quitaban espacio para respirar. En el Puente las soluciones se tradujeron en humillaciones, el acta se pretendió realizar en los campamentos de EPM, La unidad de víctimas soluciono invitando a acercarse a las personerías, la ambulancia no estaba, no hubo ni libertad para buscar un destino común y la posibilidad de alimentos estaba condicionada a dirigirse hacia el lugar destinado por los funcionarios. La misma procuradora amenazo con el ESMAD si se tomaban decisiones colectivas ante la situación. 

Pasamos de la orilla del hermoso río Cauca, en casas humildes pero acogedoras con la alegría del trabajo diario y seguro, de la libertad de hacer lo que se desee; a la orilla de una carretera en la intemperie con la incertidumbre como única certeza y el silencio como parte del alivio.


martes, 31 de marzo de 2015

81 nuevas víctimas de desplazamiento por Hidroituango.

Denuncia pública 


81 nuevas víctimas de desplazamiento por Hidroituango.


El pasado viernes 27 de marzo de 2015 fueron desalojadas de manera forzosa, por solicitud del grupo EPM,  más de 81 habitantes de la playa La Arenera, que habían  habitado ancestralmente, las riberas del cañón del rio Cauca, donde encontraban su sustento a través del barequeo, la pesca y la agricultura tradicional. Estas comunidades han desarrollado su vida en el rio de manera trashumante en razón de las necesidades de subsistencia y el ciclo vital de río. Dentro del grupo de personas desalojadas se encontraban menores de edad, adultos mayores y personas en condición de discapacidad.

Varias de estas familias son, a su vez,  víctimas de la violencia y de desplazamiento forzado, provocado en su mayoría por grupos paramilitares, fueron desalojadas en un operativo adelantado por la Inspección de Policía del Municipio de Toledo, en un proceso policivo promovido por Empresas Públicas de Medellín que, desde su inicio, ha vulnerado los derechos fundamentales de las familias, de las víctimas, la especial relación de comunidades barequeras con su territorio y  la normatividad internacional establecida para desalojos por proyectos de desarrollo. Estos hechos constituyen este desalojo en un desplazamiento por el desarrollo, además de una clara revictimización de la población 

El proceso policivo que culminó con el desalojo no se adelantó con un censo real e imparcial que diera cuenta de la ocupación  de los poseedores ancestrales, su forma de habitación y su condición de víctimas de desplazamiento forzado y del  conflicto armado. No existió un proceso efectivo de censo de ocupadores y  tampoco planes preventivos para atender la situación de vulnerabilidad provocado por este procedimiento, no hubo alternativa alguna para las comunidades, no se garantizó la reubicación, medidas de compensación, reparación de daños y activación de nuevos proyectos de vida. No se informo la fecha y hora exactas lo que condujo a que la comunidad perdiera parte de sus enseres incluso oro producto de su trabajo artesanal.

En la diligencia del viernes, en la que no se hizo presencia la Procuraduría,  la Inspectora acompañada de un amplio número de miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios -ESMAD, que rodearon el lugar intimidando a los habitantes, ordenó a las familias desocupar en “tres horas” la playa. Sin responder con claridad a las preguntas y solicitudes de los habitantes tradicionales del río Cauca, ni de los defensores de Derechos Humanos que se encontraban en el lugar y pretendiendo que estos se dirigieran hasta las instalaciones de EPM para realizar el acta de la diligencia.

Posteriormente, la inspectora abandonó el lugar luego de que las familias se negaran a desplazarse  en grupos a diferentes municipios. Las familias y el Movimiento Rios Vivos han exigido la reubicación colectiva que tenga en cuenta la vida comunitaria desarrollada antes de este desalojo y la situación de riesgo y el contexto de la zona. 

En consecuencia, las familias tuvieron que, como pudieron, sacar sus enceres a la carretera, en donde continuaron haciendo presencia efectivos del ESMAD, acompañados de hombres armados sin uniforme ni identificación, Policia Militar y hombres del Ejercito Nacional hasta avanzadas horas de la noche. En la madrugada de sábado llegaron al municipio de Ituango en donde se encuentran desde entonces sin ayuda humanitaria y sin alojamiento porque la Gobernación de Antioquia (Accionista mayoritaria de la obra) interpreta que esto no es un desplazamiento y por lo tanto no entrega las ayudas.

El Movimiento Ríos Vivos, las víctimas de desplazamiento por el desarrollo de Hidroituango y organizaciones acompañantes urgen a las autoridades nacionales a atender la situación humanitaria de las familias desplazadas y establecer, de manera urgente, un espacio de dialogo que reconozca y garantice los derechos de las victimas del desplazamiento por represas.

Es urgente resolver de fondo la grave situación de los medios de vida para cientos de familias que dependen del barequeo en el Cañón del Río Cauca y que con el desplazamiento se quedaron sin sustento.

lunes, 9 de marzo de 2015

INFORME PRELIMINAR Comisión de verificación Desalojos forzosos por el Megaproyecto Hidroituango.



      INFORME PRELIMINAR
Comisión de verificación: violaciones a los Derechos Humanos e infracción al Derecho Internacional Humanitario – Caso desalojos forzosos por el Megaproyecto Hidroituango.

Bitácora
  • La comisión sale de Medellín a las 8 de la mañana el sábado 7 de marzo.
  • A las 12 del medio día se ve obligada a hacer una parada en San Andrés de Cuerquia para conocer el caso de las detenciones ilegales y arbitrarias que sufrieron tres mujeres y un hombre que se encontraban ejerciendo su libre derecho a la protesta social en contra del megaproyecto, se logra interlocutar con el fiscal encargado, el comandante de la estación del municipio y hablar con los retenidos. Esta situación termina con la liberación de los cuatro detenidos a las seis de la tarde. Nos preocupa este tipo de acciones por que no solo vulneran los derechos de los directamente afectados, sino que genera temor en la población que se ve abocada a recurrir a la movilización para exigir sus derechos. Miembros de sijín estuvieron tomando fotos y filmando a los familiares que esperaban frente a la estación de policía. Además se pudo constatar la presencia de Policía y ESMAD en un Coliseo público en este mismo municipio.
  • La comisión continua su recorrido, llega al municipio de Toledo, exactamente al Puente Pescadero, tan pronto descendemos del bus evidenciamos los actos de hostigamiento y registro realizados por la vigilancia privada al servicio de Empresas Públicas de Medellín.
  • Nos dirigimos por la ribera del río Cauca hacia arriba hasta el sector conocido como La Arenera donde nos esperaban comunidades afectadas por el megaproyecto para la recepción de denuncias y poder analizar la situación de riesgo y vulneración de los Derechos Humanos e infracciones el Derecho Internacional Humanitario. Dicha actividad contó con la exposición de integrantes del Movimiento Ríos Vivos Antioquia, organización que convocaba esta actividad.
  • Se reciben denuncias de población de los municipios donde tiene incidencia el megaproyecto hasta las 9 de la noche.
Contexto:

La Comisión de Verificación fue convocada por el Movimiento Ríos Vivos Antioquia en defensa de los territorios y afectados por represas, con el fin de que organizaciones sociales y de Derechos Humanos constataran la situación de violación de DDHH e infracción del DIH en el marco de la construcción del megaproyecto Hidroituango y específicamente lo relacionado con los desalojos forzosos y desplazamientos forzados que se están realizando para esta mega-obra. La visita propuso observar en terreno las dinámicas sociales y culturales, los impactos y daños que sobre los mismos está generando un megaproyecto con mayoría accionaria de la Gobernación de Antioquia.

-Generalidades sobre las denuncias recibidas:

Vulneración de Derechos Humanos: Se recepcionaron denuncias sobre violaciones al derecho a una vida digna, al mínimo vital, al trabajo, a la libertad de locomoción, a la libre expresión, la libre asociatividad, a una vivienda, al debido proceso, a un ambiente sano, a la intimad, a la integridad física y a la seguridad.

La fuerza pública infringe el Derecho Internacional Humanitario en este territorio especialmente el principio de distinción con bloqueos económicos, empadronamientos, hostigamientos y restricciones excesivas a la población civil.

La mayoría de denuncias giraron alrededor del desconocimiento por parte de los entes institucionales al barequeo como actividad cultural y ancestral en el territorio del cañón del río Cauca y las particularidades de este tipo de población como la trashumancia. Generando esto caracterizaciones inadecuadas como perturbadores e invasores, haciéndole el quite a la normatividad internacional que tiene recomendaciones y protocolos estrictos para la realización de desalojos y desplazamiento de comunidades vulnerables.

No sólo la población es afectada por Hidroituango sino que encontramos que son víctimas del conflicto social, político y armado del país, y la forma de implementación del megaproyecto Hidroituango está generando re victimización de las comunidades.

Es urgente para la implementación de este megaproyecto que los entes gubernamentales y los que tienen incidencia en la implementación del megaproyecto que se ciñan a la normatividad internacional y recomendaciones como los “PRINCIPIOS BÁSICOS Y DIRECTRICES SOBRE LOS DESALOJOS Y EL DESPLAZAMIENTO GENERADOS POR EL DESARROLLO”. También hacemos un llamado para que se reactive los canales de interlocución entre afectados organizados en Ríos Vivos y entes gubernamentales para que se genere los mecanismos necesarios para solucionar los conflictos que se están presentando en el territorio por la implementación del megaproyecto y cesen las violaciones a los Derechos Humanos de estas comunidades. 

A la Policía Nacional y al Ejército Nacional les exigimos, cesen inmediatamente los hostigamientos al movimiento social que se están presentando en la región en especial las agresiones que viene sufriendo el Movimiento Ríos Vivos que van desde hostigamientos, pasando por hechos de tortura y agresiones físicas,  hasta el asesinato de dos de sus miembros.
La Arenera, Vereda la Cascarela, municipio de Toledo Antioquia, 8 de marzo de 2015
Movimiento Ríos Vivos
Frente Amplio por la Paz
Unidad Técnica Legislativa del Representante a la Cámara Victor Correa  
Unidad Técnica Legislativa del Senador Alberto Castilla
Red Colectivos de Estudio y Pensamiento Latinoamericano CEPELA
Prensa Rural
Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioquia – CAHUCOPANA
Red de Artistas de Bello
Innata Disensión
Lazos
Colectivos Estudiantil de Asuntos Rurales Universidad Nacional de Colombia
Alianza de Medios Alternativos
Coordinación Agrominera del Noroccidente del Magdalena Medio
Comisión de DDHH Marcha Patriótica




    

miércoles, 4 de marzo de 2015

COMISIÓN EXTRAORDINARIA DE VERIFICACIÓN Y ACOMPAÑAMIENTO A LAS COMUNIDADES DEL NORTE ANTIOQUEÑO, VEREDA LA CASCARELA SECTOR LA ARENERA MUNICIPIO DE TOLEDO. DESALOJO FORZOSO POR HIDROITUANGO















COMISIÓN EXTRAORDINARIA  DE VERIFICACIÓN Y ACOMPAÑAMIENTO A LAS COMUNIDADES DEL NORTE ANTIOQUEÑO, VEREDA LA CASCARELA SECTOR LA ARENERA MUNICIPIO DE TOLEDO.
DESALOJO FORZOSO POR HIDROITUANGO

La Coordinación AGROMINERA del Noroccidente y el Magdalena Medio Colombiano y El Movimiento en Defensa de los Territorios y Afectados por Represas Ríos Vivos Antioquia, como organizaciones de base campesina y barequera, que orientan su trabajo a la promoción y defensa de los derechos humanos y ambientales, la reivindicación  de los derechos a la tierra y de la tierra,  la permanencia en el territorio y la defensa de la vida en todas sus manifestaciones CONVOCAN  A UNA COMISIÓN  EXTRAORDINARIA  DE VERIFICACIÓN Y DE ACOMPAÑAMIENTO  A LAS COMUNIDADES DEL NORTE ANTIOQUEÑO,  dados los  hechos  de amenaza de desalojo forzoso a comunidades afectadas por la construcción del megaproyecto Hidroituango y la construcción de nuevas bases militares en la zona, que se traducen en graves violaciones a los Derechos Humanos e Infracciones al Derecho Internacional Humanitario, considerando que la Fuerza Militares están obligadas constitucional y legalmente a proteger la vida, honra y bienes de todos los colombianos y colombianas y en este momento se encuentran presionando fuertemente a la población afectada.   

En nuestra labor como defensores de derechos humanos hemos conocido de los ataques, amenazas y violaciones a los derechos humanos a integrantes del Movimiento  Ríos Vivos Antioquia y Afectados por Hidroituango, especialmente desde el mes de diciembre de 2014, en La Arenera, de las presiones reiterativas del Ejercito Nacional IV Brigada Batallón Bajes, de la orden de desalojo emitida por la Inspección de Policía de Toledo y solicitada por Empresas Públicas de Medellin y La Gobernación de Antioquia  proceso con múltiples irregularidades que han afectado a la población civil. 

Al rededor de 80 familias barequeras están afectadas con este desalojo forzoso, la mayoría son víctimas del conflicto armado y muchas ya han sido desalojadas de otras playas por el mismo proyecto. Su medio de subsistencia como barequeros son las diferentes playas del Cañón del Río Cauca, cuyo ecosistema esta siendo sistemáticamente destruido para la implementación de instalaciones militares y las obras de la hidroeléctrica. En esta vereda se construirá una base militar y como otras, se está aprovechando el cese unilateral del fuego declarado por por las FARC EP. para re-militarizar y acosar a las comunidades pacíficas y a sus líderes.


Empresas Públicas de Medellin y la Gobernación de Antioquia se ha negado a escuchar a las comunidades para superar las afectaciones. La principal petición desde las comunidades es el respeto a los Principios Básicos y Directrices sobre Desalojos y el Desplazamiento Generado por el Desarrollo A/HRC/4/18 Sin embargo, la gobernación a conceptuado que para este caso no aplican tales principios posición contraria a los mismos.

Por lo anterior y en vista de la urgencia e incertidumbre del desalojo que se puede dar en cualquier momento, las organizaciones campesinas y defensoras de derechos humanos,  han  programado llevar a cabo la comisión de  verificación extraordinaria y de acompañamiento a desarrollarse los días 7 y 8 de marzo de 2015 , en la vereda La Cascarela del municipio de Toledo en la que se hace indispensable la presencia de organismos internacionales, organizaciones defensoras de derechos humanos, medios de comunicación, organizaciones  que integran el Frente Amplio por la Paz , entre otras, para que de manera inmediata se logre verificar los hechos, se prevenga y evite que continúe la violación de los derechos humanos y las infracciones  al  Derecho Internacional Humanitario en contra de la población civil en las zonas rurales del Norte Antioqueño.


OBJETIVOS 
  1. Conocer y documentar los casos, situaciones y denuncias que las comunidades afectadas, personas y en general la población civil han sufrido y que se relacionan con graves violaciones a los Derechos Humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario.
  2. Verificar en terreno las afectaciones y situaciones que han puesto en grave riesgo a la población civil y que comprometen al Ejercito Nacional.
  3. Promover espacios de encuentro y diálogo con las comunidades en la construcción de propuestas, solicitudes y exigencias frente a la urgente necesidad del respeto a los Principios Básicos y Directrices sobre Desalojos y el Desplazamiento Generado por el Desarrollo A/HRC/4/18
  4. Conocer y documentar quien es la población afectada, sus principales características, sus medios de subsistencia, su forma de vida y la manera como esta se ha afectado por la construcción de la represa Hidroituango y por el desalojo de La Arenera.
  5. Emitir un informe del Caso desalojo La Arenera que exponga estas caracteristicas de la población y las vulneraciones en el proceso del desalojo, los riesgos de futuras vulneraciones y las propuestas y exigencias a las distintas instituciones del Estado y la Sociedad Civil para la protección de la población.
  6. Difundir a nivel local, regional, nacional e internacional las graves situaciones que nuevamente están afectando a la población civil de la región.

DESARROLLO DE LA COMISIÓN
Salida de la ciudad de Medellin: Sábado 7 de marzo de 2015
7:00 am: Sitio de encuentro Teatro Pablo Tobón Uribe. Tiempo del recorrido aproximado 5 horas.
Salida desde Medellin de las organizaciones, medios de comunicación y participantes en general de la comisión de verificación y acompañamiento.
1:00 p.m. Llegada a terreno. Caminata por la orilla del río Cauca una hora aproximadamente.
2:00 p.m. Almuerzo comunitario 
3: 00  p.m:  Instalación de Comisión de Verificación.
4: 00 pm:Verificación de hechos y recepción de denuncias.
Reunión Comisión de Verificación  y construcción de informe preliminar
6:00 p.m. Inicio de acto cultural
7:00 p.m. lectura del informe de la comisión de verificación 
Retorno de la comisión a la ciudad de Medellin domingo 8 de marzo a las 7:00 a.m.

Aspectos logísticos:
Los convocantes garantizan el transporte desde y hacia Medellin, además de la alimentación en la zona. 
Por favor llevar carpa, menaje (Plato, cuchara y pocillo) repelente, linterna y ropa para clima caliente.
APOYAN:
Frente Amplio por la Paz
Nodo Antioquia Coordinación Colombia Europa Estados Unidos 
Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño Cahucopana 
Asociación de Familiares Detenidos Desaparecidos Seccional Medellin ASFADDES 
Agencia Prensa Rural
Constituyentes por la Paz
Alianza de Medios Alternativos 
Movimiento Político y Social Marcha Patriótica
Comisión de Derechos Humanos del Movimiento social y político Marcha Patriótica
Coordinadora Juvenil Antioquia
Comité de Derechos Humanos Cooperar Humanitaria

Información en riosvivosantioquia@gamail.com y cel:3217347264


miércoles, 18 de febrero de 2015

Garantias de NO repetición de comunidades víctimas del conflicto armado en el Cañón del Río Cauca en Antioquia por debajo de interesas económicos

Garantias de NO repetición de comunidades víctimas del conflicto armado en el Cañón del Río Cauca en Antioquia por debajo de intereses económicos que destruyen las aguas y privatizan el río -EPM e Hidroituango

Denuncia pública Nº 8
Toledo, Briceño, Ituango, Antioquia 17 de febrero de 2015
Idroituango
La vigilancia privada que hoy está al servicio de la construcción de la represa Hidroituango y contratada por Empresas Públicas de Medellín -EPM- ha intensificado las presiones y amenazas desde el mes de diciembre de 2014 en contra de la comunidad de víctimas del conflicto armado que habita en la playa La Arenera a orillas del río Cauca en el municipio de Toledo y en contra de los defensores de Derechos Humanos del Movimiento Ríos Vivos que las acompañan. La historia de la comunidad hoy revictimizada con el actuar de hombres encapuchados, que utilizan armas para ejercer control en las orillas del río, en las entradas a la zona, bajo el uniforme de la vigilancia privada al servicio de EPM, es una historia desconocida por el estado colombiano que hoy permite que una empresa arrase con el lugar de vida y trabajo al cual huyeron muchas de las víctimas del periodo más violento del Cañón del río Cauca conformado por los 12 municipios impactados por la construcción de la represa más grande de Colombia Hidroituango.
Ver informe especial: Vigilancia privada en la construcción de la represa hidroituango intimida a comunidades vulnerables y obstaculiza defensa de los derechos humanos al movimiento Ríos Vivos https://defensaterritorios.files.wordpress.com/2015/02/informe-especial-sobre-vigilancia-privada.pdf
La arremetida paramilitar de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU) entre los años 1997 y 2008 convirtieron el Cañón en una máquina de hacer víctimas, sólo en ese periodo de 11 años se registraron 76.501víctimas del conflicto armado, y se registraron 44 masacres entre el 24 de marzo de 1982 y el 23 de noviembre de 2007 que responden a 267 muertes. A finales de 2014 iban 105.058 víctimas del conflicto armado de una población de 180.861 habitantes, es decir el 58% del total de la población de los 12 municipios impactados por
Hidroituango son víctimas del conflicto armado, hoy 17 de febrero de 2015 esa cifra ya ha aumentado.
Imponer una cifra. Para EPM solo existen 1.400 afectados por Hidroituango, pero la realidad es otra, en los periodos decisivos para el proyecto hidroeléctrico el número de víctimas del conflicto armado en la disputa por las tierras para la represa entre el Ejército, Guerrilla de las FARC y paramilitares aumento significativamente. EPM actuó de mala fe al presentar estudios de impacto social en esos periodos donde desconoce la historia de miseria, desplazamiento y dolor a la que fue sometida la población del Cañón del río Cauca, el estado colombiano es cómplice al aprobar dichos estudios cuando sus propios registros de víctimas para esta zona arroja la alarmante cifra menciona ¿Por qué el Estado y EPM intentan omitir y con ello borrar la historia de violencia sufrida en el Cañón?
Gran parte de la comunidad refugiada hoy en la playa La Arenera es víctima, y algunas familias huyeron de masacres como la del Aro para salvar sus vidas, otras huyeron de los municipios de Ituango, Briceño, Toledo, San Andrés de Cuerquia buscando medios de subsistencia, la tranquilidad y seguridad que el Estado no ha sido capaz de garantizarles. Es inaceptable que hoy el Estado colombiano haya dado una orden de desalojo para favorecer los intereses de venta de energía a otros países cuando Hidroituango La Gobernación de Antioquia como accionista mayoritario y EPM han desconocido a las víctimas y sus derechos, víctimas a las que se les ve cercenado su derecho a la verdad, justicia, reparación y que hoy esta en vilo por una decisión administrativa las garantías de NO repetición claramente por debajo de intereses económicos que destruyen las aguas y privatiza el río.
La situación se agrava cada día, de diciembre de 2014 a febrero de 2015 los defensores de Derechos Humanos del Movimiento Ríos Vivos que acompañan a la comunidad de la playa La Arenera han encontrado múltiples impedimentos provocados por la vigilancia privada para desplazarse a los lugares de habitación de las comunidades en La Arenera impidiendo la posibilidad de acompañamiento efectivo para la defensa de los derechos de humanos.
Los señalamientos, presiones y empadronamientos de la vigilancia privada en contra de la comunidad de La Arenera y los defensores de derechos humanos, misteriosamente llegaron a su punto más preocupante el 18 de diciembre de 2014 cuando hombres encapuchados y armados esperaban en la orilla del río Cauca a los defensores de derechos humanos, y a líderes del movimiento Ríos Vivos que se dirigían hacia La Arenera el hecho fue denunciado y hasta ahora se desconocen los avances en la investigación. En el lugar de la agresión fue encontrado un carnet de arma utilizado por la vigilancia privada, la misma que amenaza, presiona e impide que la comunidad de La Arenera estudie y conozca sus derechos.
EPM y la Gobernación de Antioquia son los más interesados en que el desalojo de La Arenera se de sin el acompañamiento de defensores de Derechos Humanos, esto se demuestra al negarse a dar la fecha exacta del desalojo a los defensores. EPM es responsable de lo que pueda pasarle a los defensores de Derechos Humanos del Movimiento Ríos Vivos y a la comunidad de La Arenera por la actuación de sus hombres de seguridad y la ANLA por no realizar el debido seguimiento a la situación de derechos humanos generada por Hidroituango.
El Estado colombiano es responsable por ordenar la expulsión de víctima del conflicto armado de su lugar de refugio playa La Arenera, responsable de no brindar las garantías para la defensa de los derechos humanos al Movimiento Ríos Vivos, de la actuación indebida de funcionarios de la administración municipal de Toledo que están al frente de la orden de desalojo -Inspección de policía y personería municipal-
¡Ríos para la vida, NO para la muerte!

miércoles, 11 de febrero de 2015

Desalojan, inundan, borran la memoria y con ello la historia: Hidroituango

 Desalojan, inundan, borran la memoria y con ello la historia: Hidroituango
Por: Isabel Cristina Zuleta 


Un requisito indispensable para el despojo por megaproyectos minero energéticos en Colombia es despejar las zonas de sus habitantes ancestrales e impedirles por todos los medios posibles que reclamen sus derechos. No hay posibilidad de represa alguna en el país o explotación minera sin vulnerar los derechos de las comunidades, especialmente los derechos culturales.

Para que nadie se oponga el primer paso para el despojo es anular la cultura y la memoria, la particularidad de los pueblos y sus identidades son la principal motivación para defender los territorios y organizarse en contra del opresor-despojador.  

El verdadero rostro del Cañón del Río Cauca ubicado en el norte y occidente de Antioquia cuyas poblaciones hoy están siendo desalojadas forzosamente por Hidroituango, se remonta a vestigios hallados con más de 2.500 años de antigüedad que demuestran la existencia de la cultura barquera o cosechadores de oro descendientes de los Nutabes (artesanos que con sus bateas y hojas de sauce esperan el momento apropiado del río para cosechar un rial de oro), pocos arqueólogos conocen la Nación Nutabe y su dominio en estas tierras. 

Durante la colonia surge en este mismo Cañón uno de los más importantes departamentos de Colombia, Antioquia. Santa Fe de Antioquia conocida como la ciudad madre de los primeros antioqueños es uno de los municipios impactados. Hidroituango inundará el mito fundacional de una cultura de hacha y machete que antes avanzaba con la frontera agrícola y hoy inunda su memoria con la misma ambición con la que destruyo miles de hectáreas de bosque. A los paisas, tan berracos y echados pa’ delante, les importa un bledo inundar su historia, se pasean tranquilos por el Puente de Occidente y sin ver el “progreso” que inundará la historia.

Las comunidades cañoneras han vivido una gran victimización al servicio de Hidroituango: 46 masacres cometidas principalmente por los paramilitares, más de 105 mil víctimas, 80 mil de ellas por el delito de desplazamiento forzado, casi dos mil desapariciones forzadas y cientos de cuerpos enterrados en las riberas del río Cauca están siendo destruidos y van a ser inundados. La memoria y posibilidad de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición se ven cercenadas por Hidroituango, la fiscalía esta realizando exhumaciones con dineros de la obra, sus dueños y promotores Empresas Públicas de Medellín EPM y la Gobernación de Antioquia ¿Que imparcialidad puede tener? 

Las víctimas de la colonización y borramiento cultural como nutabes y barequeros, las víctimas del conflicto armado son las mismas víctimas de Hidroituango, enseñan al mundo la dignidad de recordar, de reconocer lo que se es y defender lo propio. Los nutabes  (pueblo indígena declarado extinto) constituyeron el primer Cabildo en Orobajo uno de los poblados que será inundado. En 1998 en este poblado ocurrió una masacre de cinco personas, esta y y las demás masacres del Cañón han quedado en la impunidad. Recientemente los cuerpos que la misma comunidad había enterrado y por los que nadie se había preocupado fueron de interés para el Estado, la fiscalía entro por ellos, se los llevo y sus familiares esperaron mas de un año para saber en donde estaban, aunque hay cementerio en el antiguo poblado los restos fueron enterrados en Sabanalarga porque “para que devolverlos si el cementerio se va a inundar”

Las víctimas de las masacres e Hidroituango se están organizando, buscan resignificar su dolor y generan espacios de duelo en donde pensar de otra manera lo sucedido y las ausencias por esto en el mes de agosto de 2014 cerca de 100 víctimas se reunieron en el Puente Pescadero (comunica los municipios de Toledo e Ituango y también será inundado por Hidroituango) a rendir homenaje a sus víctimas, especialmente a las cientos que fueron arrojados al río desde este puente y aún se desconoce su paradero.  El mismo día se inauguró La Casa de la Memoria de La Arenera, un espacio humilde en el que los muertos y desaparecidos hacen parte de la lucha por conservar la cultura cañonera.  Este espacio así como todos y cada uno de los barequeros que obtienen sus medios de subsistencia de La Arenera serán desalojados forzosamente por Hidroituango. Un acto administrativo borrará su cultura y el esfuerzo colectivo de memoria realizado por las mismas víctimas ante un Estado indolente que privilegia el lucro por encima de la historia, la verdad, la memoria y la protección de los más humildes y vulnerables. 


martes, 23 de diciembre de 2014

Nuevas amenazas para impedir Audiencia Popular y acompañamiento de DDHH por los desalojos forzosos de Hidroituango.

Nuevas amenazas para impedir Audiencia Popular y acompañamiento de DDHH por los  desalojos forzosos de Hidroituango.
Denuncia pública Nº 7 Toledo, Antioquia 20 de diciembre de 2014
Martín, sitio en el que fue atacado
El pasado  18 de diciembre, hacia las 8.00pm de la noche, Martin Monsalve integrante de Ríos Vivos Antioquia fue retenido por dos hombres encapuchados y fuertemente armados, que no se identificaron y le amenazaron de muerte, en el camino que conduce hacia la playa La Arenera del municipio de Toledo, a unos 500 metros del puente Pescadero que comunica los municipios de Toledo e Ituango. Martín logró escabullirse y mientras huía le gritaron “Tenemos que coger a una de estas gonorreas vivo” “ya subimos a rematar a esos del Plan”; refiriéndose a las familias barequeras que se encuentran en La Arenera y se preparaban para una Audiencia Popular masiva al día siguiente convocada por el Movimiento ante la notificación de desalojo ordenada por el Inspector de Policía de Toledo por una acción promovida para el proyecto Hidroituango por Empresas Públicas de Medellín EPM. Los atacantes tenían dos balsas en la ribera del río y por sus expresiones puede presumirse un intento de secuestro.
Esta grave amenaza se produce mientras Martín esperaba a los líderes del equipo de derechos humanos del Movimiento,  Isabel Cristina Zuleta,  Jorge Mario Goez y Katherine Delgado quienes habían planeado ingresar a la playa La Arenera para acompañar a las familias y realizar la Asamblea Popular. El equipo, había decidido no llegar esa noche a la playa por retrasos en el vehículo en el que se transportaban y como medida de autoprotección no se movilizan en la noche. Sin embargo, es claro que los hombres que abordaron a Martín conocían previamente de la llegada de los líderes y los estaban esperando, nunca antes se había presentado un ataque hacia Martín o alguno de los barequeros que permanecen en la zona, pero si hacia el equipo de derechos humanos del Movimiento que ha tenido múltiples amenazas por su labor en defensa del ambiente y los afectados por Hidroituango. El lugar donde se produjo la amenaza tiene vigilancia permanente de Empresas Públicas de Medellín EPM y el Ejército Nacional a través del Batallón Bajes  adscrito a la Cuarta Brigada. 
Este nuevo hecho se produce mientras avanza el proceso de desalojo que afectará a decenas de familias campesinas y barequeras que habitan La Arenera, quienes siendo desplazados por la violencia, han desarrollado sus medios vida en el Cañón del Río Cauca. El Gobierno Nacional, se había comprometido ante la CIDH a no desarrollar desalojos y no vulnerar lo derechos de los afectados por represas en Colombia, afirmó que los afectados se les mejoraría la vida con estas obras, que no desalojaba sino que reubicaba. 
Las familias que serían desalojadas no fueron reconocidas en su mayoría como afectadas por Hidroituango y no han recibido, por parte del Estado ni EPM, ninguna alternativa ni propuesta que permita satisfacer sus derechos mínimos fundamentales. Si se produce el desalojo las familias quedarían en una situación extrema de vulnerabilidad, sin medios de subsistencia.
Cerca de  400 familias afectadas por Hidroituango han sido desalojadas de manera forzosa por Hidroituango sin cumplir las directrices internacinales, en todos los casos por medio de la violencia armada, con grandes pérdidas económicas, robos y daños de los escasos bienes de la población humilde asentadas en el Cañón del Río Cauca. 
Por lo anterior exigimos:
  1. Se suspendan de inmediato los desalojos solicitados por Empresas Públicas de Medellín EPM por el proyecto Hidroituango
  2. Se realice un censo que integre, de manera real y efectiva, a todos los  afectados por la represa y que posibilite alternativas de vida digna para ellos. 
  3. Se garantice la vida e integridad física de los integrantes del Movimiento Ríos Vivos y todos los afectados por represas y el derecho a defender el medio ambiente. 
  4. Se dé cumplimiento estricto a las obligaciones internacionales de respeto a los derechos de las familias afectadas por la represa, cuyo desalojo ha sido ordenado. 
Tania con discapacidad visual también recibió notificación de desalojo, hija de Martín quien fue atacado

¡Ríos para la vida, NO para la muerte!