Ejército Nacional y vigilancia privada de Empresas Públicas de Medellín agreden a integrantes del Movimiento Ríos Vivos

 Ejército Nacional y vigilancia privada de Empresas Públicas de Medellín agreden a integrantes del Movimiento Ríos Vivos

Noviembre 23 de 2015

Dichas agresiones ocurrieron en el marco de la visita de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales – ANLA, a la zona de influencia de Hidroituango y luego del debate de control político del senador Iván Cepeda donde hace públicos los contratos de EPM con el Ejército Nacional y la Policía Nacional por 55.274 millones de pesos y de las denuncias realizadas por el Movimiento Ríos Vivos sobre las violaciones a los derechos humanos por parte del Ejército y la vigilancia privada. 

Dichas denuncias han hecho énfasis sobre la situación de Orejón y los ataques del batallón Bajes a las comunidades de la vereda Buena Vista Briceño, especialmente contra niños que son sujetos de especial protección. Esta situación fue ratificada el 11 de noviembre en las instalaciones de la Cuarta Brigada en donde se informó que ya se había procedido a identificar a los posibles responsables de los hechos ocurridos en el sector Taque del municipio de Toledo. 

El mismo día los integrantes de Ríos Vivos del bajo Cauca antiqueño acompañaron a la ANLA en el recorrido por el río Cauca donde se evidenció el vertimiento de grandes cantidades de desechos al río, la devastación de las montañas y los intentos de EPM por ocultar las evidencias de los daños ambientales. A las siete de la noche del 11 de noviembre, se presentó un fuerte enfrentamiento entre las FARC-EP y el Ejército Nacional dejando en medio del fuego cruzado a las comunidades de la vereda Buena Vista del municipio de Briceño. Al día siguiente, 12 de noviembre, el Ejército Nacional impidió la movilidad de la comunidad por los caminos de herradura, sin embargo, era prioritario para las familias poder trasladarse hasta el Valle de Toledo para denunciar ante la ANLA los impactos de Hidroituango.

  La ANLA les esperaba en la reja que EPM interpuso en la vía que comunica los municipios de Toledo y Briceño -la cual ha impedido por varios años la libre movilidad de los habitantes del sector-, por lo que el señor Sergio Alexander Chavarría tomó la decisión de desplazarse hasta dicho lugar transitando por cafetales y potreros pues esta oportunidad era única para llevar la voz de su comunidad ante la autoridad ambiental. 

El jueves 12 de noviembre, mientras se realizaba el recorrido de verificación de impactos y recolección de quejas concertado con la ANLA por los sitios de obra hasta el corregimiento del Aro, Ituango, el jefe de vigilancia privada de la empresa SERACIS llamado Álvaro y cuyo apodo es “El Zorro”, intentó impedir el paso al señor Fabio Muñoz de la vereda Orejón, Briceño. En el ingreso a uno de los túneles retrocedió intencionalmente con la camioneta de placas IUA 801 de Itagüí atentando contra la vida del Sr. Muñoz, este episodio le generó lesiones en ambas piernas. 

El recorrido de la ANLA culminó el 13 de noviembre en diálogo con familias barequeras presentes en las playas Guayacán, Sardinas y otras aguas arriba del Puente Pescadero, que derivan su sustento del río y que se encuentran amenazadas por nuevos desalojos forzosos a causa de Hidroituango. 

 Cuatro días más tarde, el 17 de noviembre, alrededor de las 8:30 a.m. se tuvo noticias que el Ejército Nacional batallón de artillería número 4 Bajes, estaba efectuando varias capturas de pobladores de la vereda Buena Vista, Briceño, por lo que los defensores de derechos humanos y ambientales, integrantes del Movimiento Ríos Vivos, Gregorio Chavarría y Sergio Alexander Chavarría decidieron desplazarse hasta el lugar para garantizar el respeto a los derechos de los capturados. De este modo, cerca de 30 personas de la comunidad decidieron acompañar a los integrantes del Movimiento y decidieron caminar hasta Taque donde el Ejercito tenia a los capturados; de manera irregular y violando el Derecho Internacional Humanitario, en el momento en el que se acercaba la comunidad el Ejercito empezó a disparar indiscriminadamente, generando caos y preocupación en la comunidad.  Cuando cesó el ataque la comunidad decidió terminar de acercarse y preguntar por los capturados, en ese momento un cabo del batallón insultó, empujó y maltrató con su fusil al Sr. Sergio Alexander Chavarría, luego lo amenazó con ser el próximo capturado y dijo a la comunidad presente que él ya había matado a 25 y podía continuar. La comunidad quedó sitiada por el Ejército en este lugar y durante las agresiones.  

Esta situación constata, la actuación violatoria de Derechos Humanos del Batallón Bajes en el desarrollo del millonario contrato de seguridad con la empresa constructora de Hidroituango EPM denunciado por el senador Iván Cepeda en el debate de control político de la comisión segunda del Senado el día 3 de noviembre de 2015. 

Preocupa a los integrantes del Movimiento Social que en menos de una semana se hayan presentado dos ataques contra sus integrantes al tiempo que la Unidad Nacional de Protección desmonta las medidas de seguridad de sus líderes.


Por los anteriores hechos exigimos:

  1. Se investigue y sancione a los responsables de estos hechos por parte de todas las autoridades competentes.
  2. Se investigue y sancione a la empresa SERACIS por parte de la Superintendencia de Vigilancia Privada. 
  3. Se eviten nuevas vulneraciones a las comunidades por parte del Batallón Bajes.
  4. Se brinde especial atención y protección de los derechos de las comunidades afectadas por Hidroituango, por parte de la Defensoría del Pueblo.
  5. Que la fiscalía general de la nación inicié el proceso investigativo respectivo por intento de homicidio contra el vigilante de la empresa SERACIS. 
  6. Se esclarezca la situación jurídica y se aclare las razones de las amenazas de judicialización en contra del Sr. Sergio Alexander Chavarría. 



Expedición sentipensante por el cañón del río Cauca

   Expedición sentipensante por el cañón del río Cauca
Noviembre 14 y 15 de 2015
 
Quien nombra, llama. Y alguien acude, sin cita previa, sin explicaciones, al lugar donde su nombre, dicho o pensado, lo está llamando. Cuando eso ocurre, uno tiene el derecho de creer que nadie se va del todo, mientras no muera la palabra que, llamando, llameando, lo trae. Eduardo Galeano.
​ 
 
Invitación especial para conferencistas de la CLACSO presentes en el congreso de Medellín y otros académic@s y activistas para visitar la zona de impacto de Hidroituango y conocer de viva voz los  testimonios de comunidades afectadas por la construcción de la represa en Antioquia.

Descargue la convocatoria en formato PDF: Expedición Sentipensante Cañón del río Cauca


Hidroituango es el megaproyecto hidroeléctrico más grande que se construye en Colombia, pretende generar 2.400 MW. Inició su construcción en el año 2009 y está en un porcentaje de ejecución del 30% aproximadamente. El muro que obstaculizará el río cauca tendrá una altura de 225 metros, el cual creará un embalse cuya extensión alcanzará 79 kilómetros a lo largo de Cañón del Río Cauca. 

El Patrón Mono como lo llaman los barequeros al Río Cauca es el segundo río en importancia de Colombia, su recorrido atraviesa varios departamentos y sostiene la economía, cultura y tradición de decenas de municipios. La obstaculización del río con Hidroituango afectará 26 mil hectáreas según dice la empresa constructora EPM, no obstante, a esta cifra se debe agregar todos los predios aguas abajo de la obra que se verán afectados con el manejo artificial del cauce del río y la ruptura de las cadenas biológicas. Por otra parte, esta obra afectará a doce municipios de norte, occidente y bajo Cauca del departamento de Antioquia, que han sido golpeados por la violencia sociopolítica: en estos municipios se han ejecutado 49 masacres, entre ellas, la masacre del Aro en Ituango, por la cual el estado Colombiano fue sentenciado. Cerca del 60% de la población en esta zona es víctima del conflicto armado y está siendo revictimizada por Hidroituango. 

Otro de los grandes impactos de la obra es el aumento de la militarización en una zona de alta conflictividad armada; el proyecto está construyendo tres bases militares y proyecta construir más en la zona, tiene múltiples convenios de seguridad con la Policía Nacional y el Ejército Nacional de Colombia y ha contratado dos empresas de vigilancia privada. La presencia de estos actores se ha traducido en violaciones expresadas en agresiones y amenazas a los opositores y manifestantes que expresan sus quejas y rechazo hacia la obra. 

Por otra parte, las comunidades han registrado un sinnúmero de impactos ambientales, sociales, económicos y culturales que no son reconocidos por parte de las EPM ni por el gobierno departamental y nacional basados en el “saber científico” de los profesionales que trabajan para la empresa y los funcionarios públicos de la gobernación. La experiencia y la vivencia son permanentemente subvaloradas en los debates y en las denuncias aduciendo en mayor medida que en su mayoría es población analfabeta; no obstante, el saber científico que sustenta la viabilidad económica de Hidroituango dista de las realidades de las comunidades que asumen los pasivos sociales, económicos, culturales y políticos de la megarepresa.

Vale la pena resaltar que con el represamiento del Cauca, las culturas más afectadas son las que han dependido ancestralmente del río, como es el caso de las comunidades cañoneras que realizan el barequeo, por lo que el Movimiento Ríos Vivos y Académicos de Universidad de Antioquia buscaron su protección y la defensa de los derechos culturales apelando al Ministerio de Cultura pero este se ha negado a proteger esta manifestación cultural inmaterial argumentado, entre otros, que la Cultura no es un derecho fundamental y que por ser comunidades analfabetas no tienen la posibilidad de autoreconocer sus formas de vida. 

¿Quienes promueven la obstaculización del Río Cauca?

Los principales accionistas de Hidroituango son la Gobernación de Antioquia y Empresas Públicas de Medellin (EPM) que a su vez es ejecutora. EPM durante los últimos años se ha convertido en un grupo empresarial, Grupo EPM, el cual es una trasnacional de origen público con presencia en distintos países de Latinoamérica y Europa, que al actuar bajo la lógica del lucro y la acumulación ha incurrido en la violación de derechos como resultado de sus emprendimientos empresariales; en Colombia estas violaciones e irregularidades no son evidentes dada la connivencia de las instituciones del Estado y los vacíos de la legislación colombiana en materia de derechos y de la falta de garantías de no repetición de las víctimas del conflicto armado frente a los megaproyecto.

Entre otras empresas que se benefician y promueven la construcción de Hidroituango se encuentran, la brasilera Camargo Correa, las colombianas Conconcreto S.A. y Coninsa Ramón H S.A., Integral, Ingetec-Sedic, la sueca Scania, el consorcio colombo chileno Ferrovial Agroman Chile-Sainc Ingenieros Constructores y la firma colombiana Arquitectos e Ingenieros Asociados (AIA), entre otros.
 
 
Objetivo y metodología de la Expedición Sentipensante

El Movimiento Ríos Vivos Antioquia invita a la comunidad académica y a defensores de la vida a visitar algunas de las comunidades que resisten para conservar su forma de vida y subsistencia en la zona y que se encuentra amenazada por desalojos forzosos, o a las que se les ha violado recurrentemente el derecho al trabajo y libre movilidad. Cabe anotar que ya han sido desplazadas forzosamente más de 500 familias por el proyecto, con el uso de la fuerza armada y en nombre del desarrollo. 

Agenda
El recorrido para sentir y pensar el cañón del río cauca se llevará a cabo el 14 y 15 de noviembre. Se hará estaciones en lugares estratégicos de la afectación y de interlocución con las comunidades.

La expedición partirá desde Medellín muy temprano el 14 de noviembre, se visitarán las playas del río Cauca para conocer la labor del barequeo y sostener una conversación directa con los afectados, este día se pernoctará en el municipio de Ituango. Al día siguiente observaremos las restricciones a la movilidad que la empresa ha dispuesto en el territorio así como otros impactos generados por la obra y se retornará por la noche a Medellín.
 
Resultado esperados
Al término de la gira se espera que quienes realicen el recorrido puedan, a partir de conocer las realidades de la zona, ayudar a visibilizar el contexto, las irregularidades y los conflictos. Los y las invitamos a escribir desde el sentir, el conocimiento y la experiencia, para que de este recorrido se construya un informe conjunto para entregarlo al Estado Colombiano.

Bajo confirmación previa los convocantes buscarán apoyo para garantizar la logística (transporte, alimentación y hospedaje) durante todo el recorrido. Para confirmar su participación envíe sus datos a riosvivosantioquia@gmail.com o con Isabel Cristina Zuleta al cel:3217347264 para cualquier duda 
                                                 
 
Movimiento Ríos Vivos Antioquia
 
¡Ríos Libres / Pueblos Vivos!


www.debatehidroituango.blogspot.com   //   www.defensaterritorios.wordpress.com

En America es un riesgo defender el ambiente y la naturaleza

En America es un riesgo defender el ambiente y la naturaleza




 https://www.youtube.com/watch?v=k5qQwQj_R4E

Según ‪#CIDH‬ es claro que en las Américas existe un patrón de riesgo para los defensor@s del ambiente que denuncias violaciones en el contexto de proyectos extractivos e Hidroeléctricos.

Brasil, Colombia, Mexico, Peru, Guatemala, Honduras, Nación Mapuche (Chile) defensores ambientales que se oponen a los proyectos de deforestación, metalurgia y su contaminación, hidroeléctricas, proyectos eólicos, megaminería, vías que destruyen territorios ancestrales. Oposición que ha significado el asesinato, tortura, judicialización, persecución, estigmatización, secuestro, desaparición, amenazas, violaciones y múltiples tipos de violencia en contra de los defensor@s de la naturaleza, principalmente perpetrados por agentes de seguridad privada de las empresas dueñas o cuntrurtocas del proyecto, fuerzas militares del estado (con mayor énfasis en casos en los que es una empresa pública) y funcionarios de las propias empresas. 

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1061129870586071.1073741898.110222549010146&type=1&l=c69d78ed4c

Los defensores exigieron garantías para ejercer el derecho a defender la naturaleza.
El Movimiento en defensa de los territorios y afectados por Represas Ríos Vivos Colombia participó el 19 de octubre de 2015 en la Audiencia de las Américas titulada “Situación de derechos humanos de defensores y defensoras del medio ambiente en el contexto de las industrias extractivas en América” realizada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. 

La audiencia destacó los riesgos que corremos las organizaciones y personas que nos atrevemos a defender nuestro territorios, la tierra, las aguas, el derecho a un ambiente sano, enfrentándonos de manera pacifica a los intereses de las empresas que con sus proyectos minero- energéticos principalmente destruyen la naturaleza.

El Movimiento Ríos Vivos Antioquia rechaza la injusticia cometida contra Carlos Morales Defensor de Derechos Humanos y la organización CAHUCOPANA


El Movimiento Ríos Vivos Antioquia rechaza la injusticia cometida contra 
Carlos Morales Defensor de Derechos Humanos y la organización  CAHUCOPANA

Medellín 3 de octubre de 2015

El Movimiento Ríos Vivos Antioquia en busca de la construcción de la paz en cada uno de los territorios de Antioquia y Colombia manifiesta su desacuerdo con campañas de estigmatización y desprestigio, en este caso contra del defensor de Derechos Humanos y líder comunitario Carlos Morales y la organización CAHUCOPANA. Exigimos a las autoridades competentes respetar el debido proceso y mas aún, teniendo en cuenta que Carlos Morales ha sido víctima de intento de agresión personal en múltiples ocasiones, su familia a sido perseguida por la labor de liderazgo que desde muy temprana edad ha realizado.

El Movimiento Ríos Vivos Antioquia exalta las contribuciones del compañero Carlos Morales a la construcción de escenarios de unidad como AGROMINERA y la Cumbre Agraria en Antioquia, las expresiones de solidaridad como persona y desde su organización CAHUCOPANA con nuestro proceso de defensa del territorio. Su labor como defensor ha sido fundamental en el contexto del nordeste antioqueño, territorio agobiado por los conflictos económicos, sociales y armados que han puesto en riesgo su vida y la de su familia. Carlos Morales en medio de este contexto se ha esforzado desde la perspectiva de los derechos humanos por devolver la esperanza y la confianza a las comunidades rurales.

En medio de esta situación exigimos que el esfuerzo de Estado colombiano se oriente a garantizar la labor de los defensores de derechos humanos rurales en lugar de la persecución, estigmatización y judicialización. 



Suspender Hidroituango Exigencia de Pescadores y Barequeros del Bajo Cauca

Suspender Hidroituango Exigencia de Pescadores y Barequeros del Bajo Cauca


Marcha de Pescadores y barequeros de Caucasia Antioquia en contra de Hidroituango. 
Cerca de 200 pescadores y barequeros afectados aguas abajo por la construcción de Hidroituango marcharon por las calles del municipio de Caucasia y realizaron un plantón frente a las oficinas de EPM para exigir se detenga la contrucción de la represa Hidrotuango, debido a los impactos en la pesca y el barequeo que esta produciendo en el río Cauca.

Desde el municipio de Valdivia, Ituango y Briceño las comunidades han denunciado como han arrojado grandes cantidades de tierra al río producto de la construcción de la vía entre Puerto Valdivia y la zona de la presa.

Caucasia ni los demás municipios aguas abajo de la presa están identificados como imputados dentro de la Licencia Ambiental y sus nueve modificaciones a pesar de la experiencia cercana de los impactos aguas abajo de la represa Urrá en el río Sinú. 


Después de la marcha realizaron un plantón en frente a la oficina de EPM y que demoró cerca de dos horas.














La Politica Minero Energética al debate popular. Primer encuentro de afectados y afectadas por el megaproyecto Hidroituango

La Politica Minero Energética al debate popular. Primer encuentro de afectados y afectadas por el megaproyecto Hidroituango. El proceso de Cumbre Agraria Etnica y Popular en Antioquia esta conformado por cinco plataformas, tres nacionales: Marcha Patriótica, Congreso de los Pueblos y Movimiento Ríos Vivos; y dos departamentales COA Cinturón Occidental Ambiental con presencia en el Suroeste Antioqueño y Agrodescendientes con presencia en el Oriente Antioqueño. Dos de estas plataformas tenemos énfasis ambiental Ríos Vivos en el que se agrupan organizaciones y grupos de afectados principalmente por las represas en Colombia que nos oponemos a las represas que obstruyen los ríos en Colombia y el COA que agrupa organizaciones y personas que se oponen a la megamienria en su territorio. 



El foro hace parte de una serie de foros subregionales que fueron parte de los acuerdos en la mesa de negociación entre Cumbre y el Gobierno de Sergio Fajardo, ante las dificultades de abordar temas como la Politica Minero Energética y los impactos de Hidroituango y se acordó llevarlo al debate popular en los distintos territorios. En este escenario se realizará un balance del cumplimiento de acuerdos por parte del gobierno departamental que ya esta terminando se periodo. 

Reten paramilitar en Briceño Antioquia En riesgo comunidades que viven proceso de desminado en Orejón y veredas de la zona

Los enemigos del proceso de la Habana también están armados. 

El domingo 2 de agosto a las 6 p.m aproximadamente. fueron retenidos en el sector de Travesías del municipio de Briceño campesinos que se transportaban en cuatro chivas. Alrededor de veinte hombres, que se identificaron como Gaitanistas, fuertemente armados con fusiles y armas cortas y nuevas y, usando prendas nuevas y de uso privativo de las fuerzas militares; intimidaron a la población advirtiéndoles la cosa se va a calentar, tenemos el dedo oxidado, vamos a matar a los sapos, ojo con decir que estamos por acá, no somos ni guerrilla ni paracos, no estamos con el gobierno, somos Gaitanistas, esas bobadas de Derechos Humanos se tienen que acabar”.  Uno de ellos, encapuchado y de avanzada edad era el que comandaba el reten ilegal. Luego de dos horas, soltaron una a una de las chivas que tenían retenidas y ordenaron a la gente que debía decir que la carretera estaba dañada. Es importante resaltar que en esta área del municipio no se había evidenciado presencia paramilitar con anterioridad, si ha habido presencia historia de estos grupos al margen de la ley pero especialmente en la cabecera municipal y en la zona rural de Las Auras hasta los limites con el municipio de Valdivia. 

El sitio de los hechos es una de las vías que conduce hacia la vereda Orejón, lugar  donde actualmente se realiza el proceso de desminado humanitario. Las veredas aledañas a la zona también están siendo amedrantadas por el Ejercito Nacional Batallón Bajes. Los militares intimidan a la población tomando fotos de manera permanente y diciendo que es para tener un álbum para cuando se desmovilice la guerrilla señale los colaboradores. Los militares han expresado su afinidad con el partido Centro Democrático diciendo ojalá volvamos a ganar para matar esta manada de guerrilleros
Una de las veredas más afectadas del municipio de Briceño es Buena Vista, al extremo contrario del reten paramilitar en límites entre el municipio Briceño con Yarumal y Toledo. Los militares realizan retenciones de menores y otras violaciones de DDHH e infracciones al DIH. Es el caso del niño Jhonatan Mateo Sepúlveda de 13 años de edad, quien el pasado 15 de junio de 2015 en el sitio conocido como Taque jurisdicción del municipio de Toledo, se encontraba esperando un familiar en el lugar en donde termina el camino que conduce a su vereda con dos mulas, en ese momento hombres desconocidos quemaron una buseta. De acuerdo al testimonio del niño un soldado de apellido Olguin junto con otros estaban muy bravos, me pasaban el fusil que porque yo sabia manejar eso, me llevaron a la fuerza hacia donde tienen las tanquetas en la vía, me amenazaron con meterme adentro de una tanqueta sino les decía quien había quemado la buseta, yo no vi nada y me encerró en la tanqueta un vecino de la vereda me rescató”.Las tanquetas están ubicadas hace más de dos años al lado de dos viviendas en la zona y han poniendo en riesgo la vida de las familias.

Las veredas aledañas a la zona de desminado de Orejón: Buena Vista, Chirí, Pueblo Nuevo, La Calera, La Mina, La Molina, La America y Palmichal, también reclaman atención del Gobierno Nacional para que el desminado signifique el cese de las violaciones a los derechos de las comunidades, se supere el abandono el abandono estatal, la ausencia de servicios básicos como vías de acceso, salud (La administración municipal hace una brigada al año), educación (Orejón y Pueblo Nuevo llevan un mes sin docente de secundaría), acueducto, alcantarillado y especialmente recuperación de la economía destruida por Hidroituango. Las comunidades reclaman que el desminado se extienda a toda la zona y sobre todo que se haga en las fincas de los campesinos pues hoy se esta realizando en las propiedades que Hidroituango ha expropiado y comprado por irrisorios precios para el megaproyecto hidroeléctrico, además hay zonas de crucial importancia por ser nacimientos de agua como el Cerro del Oso que requieren el desminado y el Gobierno ha afirmado que no lo hará por sus altos costos. Queda la duda en las comunidades de quien esta financiando el desminado si es Empresas Públicas de Medellin y por eso la prioridad, si este proceso es humanitario sino empresarial. Las comunidades continúan exigiendo que EPM las repare por los daños causados con el megaproyecto Jorge Suaza y Mari Luz Quiroz representantes de EPM y la Gobernación asistieron a Orejón el lunes 10 de agosto no ha dar soluciones sino a calumniar y hostigar a los integrantes del Movimiento Ríos Vivos con los ya reiterativos señalamientos sobre los “intereses oscuros” de nuestra organización.

La descontaminación de material explosivo (minas antipersonales, municipio sin explotar, etc) en la zona requiere que los criterios de elección de los sitios a descontaminar no sean sólo económicos o políticos sino principalmente sociales. El proceso debe contar con el análisis  de posibles remanentes de guerra en sitios en donde se supo de la presencia del Ejercito Nacional por algunos periodos de tiempo, un ejemplo de esta situación es la casa abandonada de Doña Rubiela en Orejón ocupada por el Ejercito Nacional cerca de un mes, los militares se retiraron de allí luego de un fuerte combate con las FARC que dejo varios muertos y heridos, el sitio conocido como la Guinea camino hacia la quebrada Chirí (sector Mono Mazo), entre otros.

Son múltiples los antecedentes de la presencia paramilitar en el municipio de Briceño, desde el Bloque Mineros que a pesar de su supuesta desmovilización hombres reconocidos de sus filas han continuado con acciones efectivas en el casco urbano y en algunas áreas rurales como Las Auras con absoluto silencio de la institucionalidad, en algunas ocasiones esta actuación ha sido en coordinación con la Policía Nacional hecho que ameritó el cambio de todos sus miembros en diciembre del año 2011, sin superar la impunidad por estos y otros hechos continúan con asesinatos selectivos, paros armados, retenes ilegales, extorsiones y amenazas. 
Otro elemento importante para analizar los cambios en las dinámicas del conflicto armado en la zona son los enfrentamientos entre el Ejercito y los paramilitares como fue lo ocurrido el miércoles 17 de junio de 2015, según un medio de comunicación El Clan Úsuga, se enfrentó al Ejercito Nacional en la vereda El Turcó del municipio de Briceño (zona aledaña a Las Auras en dirección al Río Cauca), en esta vereda se ha conocido de la presencia histórica de paramilitares pero no se habían tenido registros de enfrentamientos con la fuerza pública, al parecer por la erradicación de cultivos de uso ilícito.

Demandamos a las autoridades competentes se investiguen y exclarezcan estos hechos con la mayor prontitud a fin de evitar mayores consecuencias para la población. 
Exigimos al Gobernador de Antioquia y al Comisionado de Paz y su delegación en la Habana se aclaren las razones por las cuales se esta desminando tierras de la empresa EPM antes que las de los campesinos.



Movimiento Ríos Vivos Antioquia 


http://debatehidroituango.blogspot.com


Propuestas para el proceso de Desminado Humanitario en Orejón Briceño

El día de hoy 6 de julio de 2015 la comunidad de Orejon esta a la expectativa, con temor muchos se refugian en sus casas de la llegada de los delegados de la Habana para iniciar formalmente el proceso de desminado, es lamentable que hasta hoy ninguna de las partes haya escuchado sus solicitudes y se avance a pesar de los reparos de la comunidad, sólo han avanzado en trabajos en la cancha que es necesaria para el aterrizaje del helicóptero. Desde días anteriores habían llegado más de 40 hombres expertos en explosivos pero poco o nada conocen del tema las comunidades. El presidente de la Junta de Acción Comunal ha pesar de la expectativa y temor ha estado ebrio la mayoría de los días lo que deja a las comunidades con mayor incertidumbre sin tener quien los represente. 

La vereda Orejon del municipio de Briceño Antioquia fue elegida como laboratorio del proceso de desminado humanitario en el Colombia a partir de los dialogos de la Habana entre las el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC EP. Las veredas cercanas y muchas de las familias de la zona apenas si se han enterado del proceso, desconocen las razones por las cuales fue elegido esta zona y no otras, pero agradecen en el gesto y solicitan mayor participación para que sea un real proceso de paz.  s necesario que se aclare para las comunidades y para el país si este proceso esta o no en relación con los megaproyectos minero energéticos en la zona, si es para facilitarlos o facilitar el proceso de erradicación de la coca, que ha sido la única forma de sobreviviencia en la zona para cientos de pobladores.

Mediante el siguiente escrito que entregaron a las partes y a los garantes cuando visitaron su territorio en el mes de junio, expresaron sus preocupaciones y solicitudes al Estado Colombiano, a las FARC E.P. y a los representantes del gobierno de Noruega. Quizás el tema más crucial son las garantías para que el proceso de desminado no viole los derechos de las víctimas y sea una acción sin daño, este punto debe ser el primordial para avanzar en el proceso.  

















¡Cese de hostilidades contra la población que lucha, ya!

¡Cese de hostilidades contra la población que lucha, ya!

El Frente Amplio por la Paz y la Democracia, Antioquia, denuncia y rechaza las repetidas hostilidades de E.P.M., la gobernación e Hidroituango contra la población barequera (lavadores manuales de arena para extraer oro) que deriva su sustento de las aguas del río Cauca en los municipios de Ituango, Toledo, Briceño, San Andrés de Cuerquia y aledaños.
El pasado 27 de marzo fueron desalojados de su campamento más de 80 habitantes de La Arenera, vereda la Cascarela (Toledo), entre ellos mujeres, niños y ancianos, sin cumplir las normas nacionales e internacionales humanitarias que regulan esas medidas extremas. Todo tipo de vejámenes se cometen cotidianamente contra esa población re-victimizada que hoy deambula sin techo y al borde del hambre por toda la región de influencia de la futura represa.
Ahora, son las amenazas de muerte para quienes sigan resistiendo. El pasado 11 de junio a través de un mensaje de texto fueron de nuevo intimidados los miembros del movimiento Ríos Vivos, quienes hacen resistencia civil y pacífica a la construcción de la megaobra que beneficiará solo a las multinacionales del desarrollismo, mientras sepultará al río como fuente de alimentación y vida para las comunidades allí asentadas. 
El Frente Amplio por la Paz y la Democracia viene exigiendo un cese bilateral del fuego para avanzar en los diálogos entre el estado y las insurgencias, pero igualmente tienen que cesar las hostilidades contra las luchas populares. La gobernación de Antioquia, Hidroituango y E.P.M. deben respetar la protesta ciudadana, abstenerse de utilizar empresas de seguridad privada para perseguir a los pobladores y satisfacer sus legítimas demandas.
Las autoridades no pueden seguir haciendo la “vista gorda” ante los atropellos a las comunidades; mucho menos participar de ellos. La paz no vendrá de la represión a las luchas populares. Las doctrinas de la “seguridad nacional” y del “enemigo interno” nunca han resuelto el conflicto social en Colombia sino que lo han agravado. Por lo tanto el respeto a los derechos humanos debe convertirse en norma de comportamiento para todas las autoridades. Las amenazas de muerte contra las comunidades y sus líderes deben ser investigadas y, capturados y castigados sus autores materiales e intelectuales cuanto antes.

Medellín, junio 18/15

Integrantes del Movimiento Ríos Vivos Antioquia reciben amenazas de muerte por oponerse a ser desarraigados de las playas del Río Cauca

Denuncia Pública 

Integrantes del Movimiento Ríos Vivos Antioquia reciben amenazas de muerte por oponerse a ser desarraigados de las playas del Río Cauca 

Junio 15 de 2015

El día jueves 11 de junio de 2015 a las 6:19 A.M. María Eugenia Gómez mujer barequera y líder del Movimiento se encontraba en una de las playas del río Cauca en jurisdicción del municipio de Ituango cuando recibió un mensaje de texto con una amenaza de muerte dirigida a todas las personas que se opongan a salir de la playas del Río Cauca, dichas playas vienen siendo desalojadas con el apoyo de la policía desde el año 2010 para dar lugar a la construcción de la represa Hidroituango. Este tipo de intimidaciones ya venían ocurriendo en la playa La Arenera, desalojada el 27 de marzo de 2015,  donde también estaba Eugenia y su familia trabajando como lo han hecho ancestralmente en el Cañón del Río Cauca como barequeros recolectores de oro.

Eugenia es esposa de Martín Alonso Monsalve quien fue víctima de amenazas e intento de secuestro el día 18 de diciembre de 2014 en playa La Arenera en una acción por agredirlo a él y al equipo de Derechos Humanos del Movimiento integrado por Jorge Mario Goez, Katherine Delgado e Isabel Cristina Zuleta quienes al día siguiente llevarían a cabo una asamblea popular sobre los desalojos forzosos que viene realizando Hidroituango; la investigación sobre este caso la esta adelantado la Fiscalía 29 seccional Santa Rosa de Osos Antioquia pero hasta el momento se desconocen sus avances. Los presuntos responsables de este hecho son hombres de la vigilancia privada de EPM de quienes se encontró en el sitio un carnet de una escopeta, de las características a las que portaban los encapuchadas esa noche y similares a las que usan de dotación para la seguridad en las obras de la represa.

Con recurrencia se ha observado que ha sido el personal de vigilancia privada de EPM los que a diario persiguen y presionan a barequeros para que salgan de las playas del río Cauca, argumentando que fueron contratados para no permitir que alguien este allí(trabajando en el río).. Estos han insistido a los barequeros en que deben salir y han llegado a impedir el ingreso por los caminos que conducen a las playas. Esto suma a la violación del derecho a la libre movilidad que también ha sido provocada por el batallón Bajes del Ejército Nacional, cuyos hombres en repetidas situaciones han impedido y presionado a la población barequera afectada por Hidroituango para que no ingrese a las playas o salgan de ellas.

En la misma playa donde se recibieron las amenazas también se encontraban Martin Monsalve, Gregorio Chavarria, Estela Mazo y dos menores de edad, todos  líderes destacados del Movimiento y que en otras ocasiones han recibido amenazas. Al día siguiente las víctimas de la amenaza se dirigieron al municipio de Ituango a realizar la respectiva denuncia pero ninguno de los fiscales se encontraba, tampoco el personero municipal quien está de vacaciones, la secretaria de personería y miembros de la SIJIN se negaron a recibir la denuncia, la juez les dijo que no podía hacer nada. Poco después las víctimas se enteraron que las razones por las que la mayoría de los funcionaros no estaban en sus oficinas y no podían atenderlos era porque estaban en un acto con el gobernador de Antioquia Sergio Fajardo en el municipio.

Por lo anterior exigimos

  1. Se brinde medidas de protección urgentes a los miembros del Movimiento directamente afectados
  2. Se implementen las medidas de protección colectivas e individuales, las cuales se comprometió a adoptar la Unidad Nacional de Protección desde el año 2013 y hasta el momento no lo ha realizado.
  3. Se realicen las investigaciones pertinentes con agilidad y se hallen a los responsables, además de las razones por las cuales las amenazas y violaciones del derecho a la vida, libertad, integridad hacia miembros del Movimiento se han convertido en un asunto sistemático desde que se conformó en el proceso organizativo de afectados por Hidroituango.




Desplazamiento forzado, instrumento del desarrollo

Desplazamiento forzado, instrumento del desarrollo

Por: Isabel Cristina Zuleta


Ahí en medio de la noche y por fin el silencio. Un día de gritos, de rabia, de desesperación, de angustia, de impotencia había terminado. Eran las 12 de la noche del 27 de marzo de 2015 en el Puente Pescadero, el mismo desde el cual arrojaron a tantos seres queridos que se los llevo el río, el mismo que será inundado por Hidroituango, el mismo en el que se posan los turistas del desarrollo. Estábamos allí en la vía que conduce hacia Ituango 81 personas desoladas sin saber que dirección tomar, los niños dormían, los hombres también. Miraba en el río el reflejo de la luna que nos acompañaba sin dejar de escuchar la voz de mi amiga Eugenia que repetía entre lágrimas “me siento igual que cuando me sacaron los paramilitares del Aro, Hidroituango es igual a los paramilitares, así llegaban nos daban un tiempo para salir, Hidroituango da menos tiempo, los paramilitares avisaban de un día para otro, así quedábamos a la intemperie, escondidos en el monte” aun me da vueltas en la cabeza la indignación de saber como los funcionarios intentaron arrancar a los niños de sus familias, les ofrecieron otros padres porque los barequeros libres no son dignos ni de tener hijos, juguetes y un futuro porque las orillas de los ríos dejaran de existir. 

Algunos de los desplazados empezaron a exponer sus heridas adquiridas al correr cuando escucharon a la inspectora de Policía de Toledo dar la orden al Mayor Uribe ¡Proceda!, otros sus dolores por el gran esfuerzo al tratar de salvar la mayor parte de sus pertenencias. Pero la gran herida estaba ahí entre las lágrimas, la mirada perdida y los suspiros, perder la forma de vida, la fuente de sustento, el territorio por “algo” que llaman desarrollo.

Desde muy temprano en la mañana nos sentimos rodeados de Policía fuertemente armada que requisaron a algunos y preguntaron por los líderes. El Mayor y la Inspectora iniciaron la diligencia afirmando “Vinimos a desplazarlos” “Saquen los niños dejen que bienestar familiar se los lleve, no tienen porque ver lo que va a pasar aquí”. Empezó a llegar el ESMAD y hombres de la Vigilancia Privada de Empresas Públicas de Medellín, empresa que solicita el desalojo del río y afirma que el Cauca le pertenece. Un Policía intento tomarse fotos con una de las niñas, otro saco su arma amenazando a los perros de una de las familias, otro interrogo a una joven de 15 años tratando de sacar información sobre los líderes. Todo esto mientras la sentencia avanzaba, la Inspectora determinó tres horas para desocupar y la delegada de la procuraduría salvaba a la Inspectora ante las crecientes preguntas que no pudo responder.


La preocupación por las arenas con oro, los enseres personales, las gallinas, los conejos, la yuca, la vida que no era posible empacar en un costal.  La Inspectora insistió en que se comprometía a hacer llegar los enseres a los diferentes lugares (sobre todo los de las mujeres solas que no eran capaces de cargarlos) poco después de salir supimos que el ESMAD lo habían destruido todo incluidos los enseres empacados como lo había indicado la Inspectora. La procuradora hablaba de la libertad de elegir el lugar de destino y de las garantías que tendrían los desalojados si salían hasta el Puente Pescadero, todo se resolvería en el Puente las dudas, solicitudes, el acta, estaba la Defensoría, la Unidad de Víctimas una ambulancia y la comunidad debía agradecer. 

Pasadas las tres horas comenzó el desastre, la Inspectora huía ante las preguntas por lo que pasaría con la Casa de la Memoria, con las pertenencias y el oro en las arenas, rápidamente dio la orden ¡Procedan! atendiendo por fin a la presión, casi persecución de los delegados de la Gobernación de Antioquia que no se separaron de ella ni un momento, ante cada pregunta le susurraban al oído y desgastaban su camisa. El operativo del desalojo forzoso fue claramente orquestado y dirigido desde la Gobernación, los funcionarios locales fueron simples instrumentos de Santiago Londoño quien en la Cumbre Agraria se había negado a realizar una visita de verificación por los garantes de este espacio de dialogo al que pertenecen los mismos desplazados. ¿Cómo estar en una mesa de dialogo cuando con los que dialogas te quitan tu forma de vida? es la pregunta que muchos de los integrantes de Ríos Vivos se hacen hoy.



La Policía empezó por las fotos de los seres queridos desaparecidos y asesinados, las arranco de las paredes de plástico de la Casa de la Memoria, con ello acababa toda dignidad posible, la de los muertos y la de los vivos que aun los lloran. 

Las mujeres fuimos las ultimas en salir, cada vez el cerco se cerraba más, a cada paso del ESMAD nos quitaban espacio para respirar. En el Puente las soluciones se tradujeron en humillaciones, el acta se pretendió realizar en los campamentos de EPM, La unidad de víctimas soluciono invitando a acercarse a las personerías, la ambulancia no estaba, no hubo ni libertad para buscar un destino común y la posibilidad de alimentos estaba condicionada a dirigirse hacia el lugar destinado por los funcionarios. La misma procuradora amenazo con el ESMAD si se tomaban decisiones colectivas ante la situación. 

Pasamos de la orilla del hermoso río Cauca, en casas humildes pero acogedoras con la alegría del trabajo diario y seguro, de la libertad de hacer lo que se desee; a la orilla de una carretera en la intemperie con la incertidumbre como única certeza y el silencio como parte del alivio.